Cuidar nuestras casas, es cuidar nuestra salud - Ducto Limpio

Cuidar nuestras casas, es cuidar nuestra salud - Ducto Limpio

Cuidar nuestras casas, es cuidar nuestra salud

La casa es el lugar donde vivimos, comemos y compartimos en familia y amigos. Todos entendemos lo obvio – que tener un hogar seguro es esencial para tener buena salud física y mental. Pero ahora tenemos un mayor entendimiento de cómo las casas y sus ambientes interiores interactúan con la fisiología humana.

Los materiales con los que están hechas nuestras casas, los objetos y sustancias que usamos en y alrededor de ellas, así como la condición en que mantenemos los espacios donde vivimos, determinan a lo que estamos expuestos. Y esto, en pequeñas o grandes cantidades, puede tener un impacto en nuestra salud.

Durante las últimas tres décadas, han habido crecientes estudios sobre la relación entre los ambientes construidos (edificios) y la salud humana. Especialmente los ambientes interiores, debido a que durante el mismo periodo de tiempo, ha ocurrido un incremento de muchas condiciones de crónicas de salud en los Estados Unidos de América y en otros lugares.

Los contaminantes más comunes en el interior de las casas son:

  • Humedad
  • Moho y otros microbios
  • Asbesto
  • Plagas
  • Alérgenos
  • Partículas de polvo
  • Emisiones de los  materiales de construcción

Una encuesta nacional realizada en los Estados Unidos de América, encontró que en más de la mitad de las casas investigadas (832) se detectaron concentraciones de al menos 6 tipos de alérgenos de: polen, moho, caspa de animales, cucarachas, roedores y ácaros del polvo.

¡La mejor forma de cuidar nuestra salud, es cuidar el ambiente interior de nuestras casas, asegurándonos de que esté libre de agentes contaminantes!

Fuente: Healthy Indoors Magazine

 

Leave a reply